arbiera

lo que tengo que decir

Wednesday, July 27, 2005

QUE LLUEVAN TELES

Decía ayer que una buena medida para atacar al consumismo desaforado sería tirar la tele por la ventana. No seamos drásticos, probemos simplemente a apagarla.
Tengo la satisfacción y el orgullo de decir aquí que llevo más de un año viviendo sin televisor y soy la más feliz de las mortales.
¿Cómo empezo todo? Primero, yo nunca he visto mucho la tele: alguna peli, alguna serie y poco más. Como la calidad de lo emitido es cada vez peor, pues yo cada vez iba disminuyendo más la dosis de teúve. Pelis ya no echan, las series son verdaderos bodrios y la mayor parte del tiempo hay vomitivos programas de televisión.
Así pues, cuando me independicé decidí que en mi nueva casa no había lugar para la televisión. La gente pensaba ( y aún lo expresaron verbalmente) que no tenía tele porque no tenía dinero para comprarme una. Cómo están las cabezas...
Aparte de ventajas tales como tener más tiempo para dedicar a otras cosas, principalmente a leer, y de evitarme los espectáculos bochornosos que se emiten cada día, cuando por casualidad veo la tele me doy cuenta de qué grado de desconexión maravilloso he alcanzado.
Atención, esta desconexión no es con lo que podríamos llamar la actualidad porque gracias a Internet ese asunto está resuelto. Es más bien una agradabilísima desconexión con la vida de Dinio o la de Sara Montiel, que se agradece de veras.
Y además es una desconexión con todas las nuevas tendencias, o como querais llamar a todo eso que no necesitamos y que sin embargo la tele nos vende para convencernos de que no se puede vivir sin ello.
Yo no sé si soy un poco exagerada y tal vez haya un punto medio más virtuoso, pero me siento absolutamente desintoxicada, más pura, más independiente y más crítica. Y además, con más criterio para juzgar.
Ustedes dirán.

5 Comments:

At 6:57 AM, Anonymous bunhuelo said...

Yo dejé de ver la tele en marzo de 2003. Estuve un año sin verla, hasta el 11M. Ahora la veo poco, me cabrea. La euforia de la desconexión se terminó pronto.

 
At 1:31 AM, Blogger arbiera said...

No es euforia. Es más bien la sensación de que no me estoy perdiendo nada.

 
At 2:09 AM, Blogger sdl said...

Yo también vivo sin TV y la verdad es que resulta mucho más tranquilo. Si sabes dónde informarte, la ausencia de televisión te ayuda a buscar ideas y a contrastarlas. Aparte de no tener que soportar a los dinios y compañía...

 
At 4:46 AM, Blogger arbiera said...

Vaya, Fénix, ¿tú también?

 
At 10:19 AM, Blogger elHermitaño said...

En mi casa hay TV... porque no es mi casa.

¿Es necesario añadir algo más?:)

 

Post a Comment

<< Home

Estadisticas y contadores web gratis
cursos finanzas.it